Poesía | Basta de Alejandra Pizarnik - Poetizando  Los entremedios de la pasión que es factor unívoco en permitir la presencia de las palabras, quedan concedidos en el texto que nos regala nuestra compañera. Acaso sirva como un manifiesto. Por Florencia Giusti Hundirse entre las ramas de las pieles, es mas divertido, entregarse hasta hartarse, reventarse los ojos, pudrirse en una cama […]

Poetizando

 Los entremedios de la pasión que es factor unívoco en permitir la presencia de las palabras, quedan concedidos en el texto que nos regala nuestra compañera. Acaso sirva como un manifiesto.

Por Florencia Giusti

Hundirse entre las ramas de las pieles, es mas divertido, entregarse hasta hartarse, reventarse los ojos, pudrirse en una cama llena de olor a sexo, a lagañas de rímel, a collares tirados en el piso.

Cantar la verdad, desesperadamente en un grito a la madrugada, abrirse pero fundadamente entre los amargos calores del desengaño, encontrarse los brazos y las piernas llena de ojos.

La astucia de saber que todo se agotara en uno, dos o mil besos,

Cortar la fruta hasta hacerla miel, pulverizar el enigma del contacto venidero. Aplastar sobre el pasto recién cortado las naranjas incrustadas en nuestros cuerpos deshabitados.

Yo no quiero hacerte nombre, quiero tenerte en la sombra, encontrarte en el pelo de esa mujer rubia, que se arrima, en ese pasaje tirado entre la carne.

Acostumbrarme a verte tendido en esa lagaña pisada entre la bruma y las lluvias de febrero.

Relacionadas

0 Comments Join the Conversation →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *