Lecturas | El hombre que descubrió la magia infinita - La genialidad quiso ser definida de múltiples formas, rigurosas y profusas, y se la intentó capturar en alguna de las manifestaciones conceptuales que algún hombre pudiera ingeniar, sin embargo, el tenor inagotable del genio creador no consigue reducirse a la organización lógica y se perpetra en las experiencias que solo pueden ser percibidas y gozadas. La capacidad de seguir creando en la inspiración de quienes se conmovieron con su obra, es quizás una de sus huellas.

La genialidad quiso ser definida de múltiples formas, rigurosas y profusas, y se la intentó capturar en alguna de las manifestaciones conceptuales que algún hombre pudiera ingeniar, sin embargo, el tenor inagotable del genio creador no consigue reducirse a la organización lógica y se perpetra en las experiencias que solo pueden ser percibidas y gozadas. La capacidad de seguir creando en la inspiración de quienes se conmovieron con su obra, es quizás una de sus huellas. 

Por Paula Bustos Paz 

Luis Alberto no conocía más que un mundo disperso, un lugar en donde todos los sueños estaban desparejos y un poco dormidos.

Todas las noches las estrellas de la bóveda celeste le marcaban una ruta, un camino que lo llevaría a un sinfín de maravillosas aventuras. Presuroso corrió hasta una pequeña habitación que utilizaba como taller y desempolvó un viejo telescopio. Ese momento le bastó para que decidiera volver diáfano aquél cósmico periplo.

Durante arduos e interminables días, teniendo de testigo solamente a su guitarra, el infatigable hombre construyó una astronave. Su amplia sonrisa daba cuenta de que el gran momento había llegado.

Un miércoles por la tarde, alertados por un inminente estruendo, los vecinos del barrio divisaron una estela diamantada en el cielo. Las hojas que yacían en el suelo se elevaron y abrazaron dulcemente a los presentes. Nunca más se supo de él.

Hay quienes dicen que no se fue de Villa Urquiza, y aseguran, con mucho fervor, que por las noches cálidas, cuando todos duermen, se lo puede ver pasar con su nave de fibra persiguiendo el despertar de los sueños dormidos.

2 Comments Join the Conversation →


  1. Anónimo

    La eternidad de su magia es la luz que sostiene las almas de los que aún soñamos con su música.

    Reply
  2. Paula

    🙂

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas