Poesía | ¿Dónde - En lo más último, en la instancia íntima, el fondo sensible, el rastro inhallable, perdurable pero nunca más alcanzable. Cortados, partidos, cercenados, nacidos a un mundo. Perdidos, por eso. Anhelantes del todo íntegro, también perdido. Materia ensoñada, arrancada, arrojada al olvido. Fantasmática que vuelve y hasta, por momentos, parece una amenaza.

En lo más último, en la instancia íntima, el fondo sensible, el rastro inhallable, perdurable pero nunca más alcanzable. Cortados, partidos, cercenados, nacidos a un mundo. Perdidos, por eso. Anhelantes del todo íntegro, también perdido. Materia ensoñada, arrancada, arrojada al olvido. Fantasmática que vuelve y hasta, por momentos, parece una amenaza. 

Por Vanesa Gómez | Ilustración: Leo Petrovelli

si buscoPor Leo Petrovelli
y no te encuentro?

(No te encuentro).

Si dentro de tu cuerpo
busco.
(Si dentro del mío).

¿Dónde
risa/mirada/voz?

¿Si escarbo la tierra
te desgarro
te rasguño?

¿Si abro la tierra,
te saco
de este juego de escondidas sin fondo
sin fin?

Miro:
tus despojos, miro.

 
En los sueños te sé:
Madre. Útero tibio donde acurrucarme/
ser feliz.

No hay futuro.
Ni hay pasado donde escondernos
(donde encontrarnos).

¿Dónde?
Si busco
en tu cuerpo. (En el mío).

¿Dónde
si me está anulado pensar/soñar/imaginar/sentir
cómo vas a ser?

Ya no vas a ser.

Aunque busque
(como ahora)
desesperadamente
te busque
(y no te encuentre).

No te encuentre.

 

 

 

Relacionadas