CircuitoLibro | Baltasara Editora

Foto: Revista Milénica«La tierra firme», de Matías Aimino

Las aguas del mar dejan un recién nacido envuelto en algas en las orillas del Abra. Gonzalo Arciniegas lo encuentra. Lo bautiza con cenizas de las fogatas de la celebración de San Juan. Jimena de Alba llega hasta la playa. La mueve un ajuste de cuentas, la memoria de su hermana.

 

 


«Maraña», de Natalia Massei

Las historias que conforman Maraña, el primer libro de Natalia Massei (Rosario, 1979) se inscriben en la literatura que se ocupa del vaivén cotidiano de la vida desde la particularidad de cierta mirada, en las variaciones mínimas que acechan en las rutinas de personajes reconocibles.

Lectura de Javier Núñez

 

 



 

clibro«La tierra de los mil caballos», de Gabby De Cicco

Encuentros, cuerpos y poesía, vínculos de palabras y de la materia sensible con que ellas se hacen, que ellas mismas hacen, como si se duplicaran o triplicaran o multiplicaran en infinitas. Una fuerza, de resistencia, de activación, ofensiva y defensiva, a un mismo tiempo. Así, una lectura que es una presentación, no de un libro, no de un evento, no de una amistad, sino de un compuesto, un conjunto que da y abre sentidos. Otra vez: encuentros, cuerpos y poesía, en definitivas, esos vínculos que necesitan de la palabra.

Lectura de Cristian M



«Cotidiano», de Mariana Travacio«Cotidiano», de Mariana Travacio

En las tramas de lo cotidiano habita un misterio. Lo siniestro surge, de repente, emerge y acorrala. Están todos atemorizados, cohibidos, desesperados. Los modos de vida que subyacen en el entorno conflictivo se dejan ver en las minucias de todos los días, la alteración paciente de los minutos, una sucesión que se repite. Esos deseos rutinarios van formando las superficies por donde resbala algo hasta llegar a la tragedia.

Lectura de Herminda Azuénaga de Puchet

 



«Par de seis», de Federico Ferroggiaro

Los personajes de Par de seis idealizan al otro en la medida de sus propios deseos y temores y al transitar corren la cortina y descubren el horror, ese otro extraño o diferente que también será el lugar donde se depositará la esperanza del amor y que en más de un cuento nos hará sentir el absurdo de estar en la fiesta a la que nunca seremos invitados.