Poesía | Tararira

Por Natalia Massei | Fotografía: Mique Cassina

nado en aguas profundas
no me canso, no me agito.
de a ratos es de día
por momentos oscurece
percibo la consistencia líquida del río
su temperatura sobre la piel
el sonido y el movimiento del agua
nado en un río urbano de extensión infinita

muelles portuarios ciñen el camino
sus visitantes enormes
buques de carga en reposo
contenedores apilados sobre camiones flotantes.
la visión y la cercanía de los gigantes
provoca un miedo impenetrable

no veo mi propio cuerpo debajo del agua
nado entre máquinas monumentales
y embarcaciones oxidadas.
el físico avanza sin resistencia
cuerpo y mente se mueven escindidos.

una vez nos zambullimos en familia
jugamos a pescar la tararira gigante
lanzamos al aire la tanza con el anzuelo limpio
buscando acertar la mandíbula de la bestia.

el gran pez estirado sobre una grúa de hierro
nos abarca con su ojo inmóvil
abre y cierra la boca
podría engullirnos de un solo mordisco.

Fotografía: Mique Cassina

Relacionadas