Poesía | Y no seas torpe al caer - Por Leandro Di Paolo | Fotografía: Fernando Der Meguerditchian

No te des vuelta

                                   como una media. 

 Date vuelta
 en cielo de verano 

                                donde rompe la tormenta.

             *** 

Cuántas pipas y pajas
pasaron por mis manos.

Soy un vago que defiende a los vagos
y la tarde es evidencia.

La rana renga del ojo por una bala herida.

Lagunita de la sombra esquinera
nos enfermamos de amor por amor.

             ***

Ay diosito! Quién te ha visto y quién te ve.

Tengo un deseo que me acuchilla por las mañanas
y tengo una cuchilla para mi deseo por las noches.

Y otra vez, la voz de la contestadora de mis sueños
Ay diosito, que será de eso de nacer por la luz que guardan los ojos.

              ***

Cae en realidad poeta
y no seas torpe al caer sobre la yesca.
Toda ceniza está hecha para perderse.

Fotografía: Fernando Der Meguerditchian

Relacionadas