Poesía | -crece- - Por Natalia Carrizo

nace niño olvida todo
el peso el pan el puesto
el espejo roto del orto del otro
el vendaval de astillas en tu tronco
la esperanza que ciñe lo posible
a lo esperable manso muerto
muerto
crece niño vive niño
en cada pose un nervio diluvia su rigor
toda esa lata que se precia preferente
es oferta de barro entre los dedos
gusano devorando la manzana del pecho
en vacíos absurdos en pérfidos agujeros
es hacerse polvo por vitrinas
y escaparates
párate niño pupila niño
anima anima tu animal
humeante y no humo tu humanidad
que ha de ser simple
un complejo un revuelto
de deseos e inocencias a la orilla
del postrado postre del fuerte
fuera
fuera de la pose se posee
el ancho arriba el suelo firme
un espacio sin estanco
descascárate niño pulpa niño
que frágil la vida es
una luciérnaga
intentándose en la noche

Fotografía: Jésica Croce

Relacionadas