Poesía | Último poema para un muerto - Por Jeremías Walter | Foto: Fernando Der Meguerditchian

hay un viejo que se lo están llevando
muerto
en una camilla con ruedas
hay policías desviando el tráfico
hay paramédicos urgando en el agujero
casca casca que casca
hay una ambulancia estacionada lejos
porque a los padres no les importa
ni a los pibes ni a las seños
que hay un señor muerto
camilla patrullero y paramédicos
y se estacionó lejos en doble fila
y el cadáver va dando saltitos
vieron que había que arreglar los baches
y los nenes corren a verlo
vieron que no había que tener hijos
atrás va una señora menos vieja que el muerto
pero más que el que no salta y maneja
patrullero

atención! aquí y ahora!
el muerto movió un dedo
lo habrán visto
o están muy ocupados revolviendo
el guiso sináptico que ayer
ordeñaron de una estatua
fálica
ciclópea
o estarán esperando que avisen
por parlantes ubicados en las esquinas
controlados por especies sin ano
que cagan todo lo que no pudieron digerir
para los que salen a comer
cuando queda toda la resaca para violar

yo estoy en la calle
el muerto movió un dedo
la viuda tropezó y la levantaron
el muerto movió un dedo
querrá volverse y morir mejor
o verlo por tele
en la novela glitcheada
en el futuro escroleado de ayer

siguen moviéndose
lentos
y el dedo
yo lo vi
pero no digo nada

hay que apagarlo.

Foto: Fernando Der Meguerditchian

Relacionadas