Lecturas | «El triángulo», de Cecilia Rodríguez - Por Milagros de la Horra

Tres personajes. Tres cuerpos. Tres lados de un triángulo con el deseo carnal como vértice. En El triángulo los cuerpos no permiten que lo amoroso tenga lugar. Esperando ser acariciados, excitados o violentados, desnudos o travestidos, aparecen latentes en cada página. Tampoco hay límites que nos dejen encasillarlos: el deseo sexual se mezcla con el deseo de muerte; heterosexualidad, bisexualidad, homosexualidad son etiquetas vacías para estos personajes que actúan movidos por un pasado que vuelve. Pero incluso el pasado no reaparece como recuerdo sino como carne. Es la carne del personaje de Ayala la que les irá revelando esos episodios ocultos de sus vidas y los tiente a abandonar un presente que ya perdió toda gracia.

Imagen: Facebook Cecilia Rodríguez

Es que en El triángulo tiempo y corporalidad se entrelazan. Cecilia Rodríguez ubica la narración en la Rosario actual, reconocible más por las camisetas de Rosario Central que por sus lugares icónicos. Sus protagonistas, sin embargo, añoran una Rosario pasada. Malena, en sus recuerdos de la adolescencia, en los que juntarse era ir a la cortada esperando encontrar a los amigos y perder contacto simplemente dejar de ir; Manolo, en su juventud, cuando su exploración sexual lo llevaba a recorrer teteras en busca de encuentros clandestinos; y Ayala, tratando de recuperar un tiempo anterior al derrumbe de su familia. Todos ellos encontrarán el pasado deseado en esos cuerpos capaces de despertar las emociones dormidas.

Sin embargo, será el presente lo que permita el encuentro. Los mensajes de Whatsapp, que llevan la narración durante un capítulo, son el medio por el que se produce el contacto. La tecnología une con el pasado pero también incomunica, y en esa incomunicación, muestra la realidad desencantada del presente de la pareja. Mensajes que no llegan, que son ignorados pero vistos, que producen más confusión que certezas son algunos guiños de la autora a nuestra cotidianidad como lectores.

Cecilia Rodríguez leyendo en la presentación del libro. Foto: Evangelina Ochoa

Así, en la tensión entre el presente y el pasado,  la novela nos irá guiando a través de estos personajes, envolviéndonos en humo de cigarrillos, alcohol y cuerpos que gozan y sufren de una vida de la que ya no esperan ninguna sorpresa. Será el encuentro con Ayala el que sacuda la rutina de una pareja ya destruida y logrará que por sus grietas aflore un pasado que vuelve para llevarse todo.


El Triángulo, primera novela de la rosarina Cecilia Rodríguez, fue editada por Editorial El Salmón este 2018. Se puede adquirir en formato libro, audiolibro y edición en braille.

Relacionadas