Poesía | Decile al forro ese - Por Matías Magliano | Foto: Xast.Stain

Decile al forro ese
que me está costando pagar el colegio de mis hijos
y más de uno en la escuela no sabe si seguirá.
Hablale de mi amigo
que la semana pasada se quedó sin trabajo.

Decile, por favor, que los vecinos del barrio se pasan técnicas para ahorrar calefacción.
Tienen un manual con los 100 usos posibles de un termotanque.
Y yo que todavía no sé si es recomendable dejarlo al mínimo
o ponerlo bien fuerte y abrir poco el agua caliente.

Decile que este verano vamos a dormir tirados en el pasto
ya veremos cómo hacer con los mosquitos.
Contale que la dueña del otro negocio que vende cloro
(no ese que cerró el año pasado)
dice que con lo que sale el kilo
somos varios los que vamos a tapar la pileta.
Contale también, por favor, que a mi viejo la jubilación
no le alcanza ni para comer
Y mucho menos para comprar medicamentos.

Escuchá, decile al forro ese
que mi hija empezó a leer y en el viaje en auto
(¡Cincuenta pesos el litro de nafta!)
Va mirando los carteles de la calle y repite
Vende Alquila Vende Alquila Alquila Vende
Muerte a la Yuta leyó en una pared
Decile que tiene cuatro años pero ya le expliqué
Que hay una policía mala, que esa es la yuta
Cuando se lo digas, por favor, decile así:
«Hay una policía mala, yo no sé si vos sabés»,
Con mi hija funcionó.

Preguntale si sabe lo que va a costar la harina
para el pan dulce de esta navidad
Y así no le erra en algún programa de televisión
Explicale que por ahora un jubilado tiene que vivir un mes
Con lo que sale llenar apenas cuatro tanques de nafta.

Y yo no sé si él sabe dónde está,
Pero avisale que por acá no se vio un mango
De toda esa torta que le pidieron al Fondo.

Preguntale, si podés, si todavía se acuerda
de aquella chica que llamó por teléfono
para decirle que la iba a ayudar con su fábrica de zapatos.
Decile que se acuerde de ella y de sus 10 empleados
cuando en algún retiro espiritual alguien le haga un chiste
con la situación del sector de la industria del calzado nacional.

Decile, a lo mejor le interesa, que el seguro del auto
Se puede pagar mes a mes, uno sí, otro no
Y que los juguetes están carísimos
Decile que estamos buscando alguien que nos explique
De dónde sale toda esa plata de los intereses
Con la que viven los ricos casi con exclusividad
Si ya nadie fabrica nada
Y los productos viajan libres por el mundo
Todo se compra por Internet
Preguntale si en el G20 se piensan ocupar de los migrantes
Pero, por favor, aclará
que donde dice «ocupar» debe leer
Encontrar solución, incluir, asistir, mostrar signos de humanidad.
Y que por favor no piense en ocuparse
en términos de matar, aniquilar, prohibir, deportar.
Que sepa que en el mundo ya hay superoferta de muertos y hambrientos.

Contale que el Julián se esfuerza más que antes
y aunque estuvo a punto de hacerse su casa
ahora comparte alquiler con otro más.
Decile que una amiga también cree
que los de las marchas somos todos unas lacras
Pero decile que en realidad somos un grupo de débiles
Tratando de hacer fuerza.
Pero eso sí
Vos que lo querés advertile que tampoco nos subestime
Que no tenemos nada, pero nos queremos y tenemos memoria

 

Fotografía: Xast.Stain

Relacionadas