Viendo: Jorgelina Tomasín

Ojos abiertos

No se llegan a los puntos límites, los bordes indecisos, las figuras corrosivas. Que corroen y se corroen, y echan suerte de sustancias, de elementos, de recuerdos, imágenes y deseos. Pensar, versar, callar. Las ganas irreparables, la fuente de emoción, los llamados, también imprecisos.

Las sombras

Siempre se trata de andar, o así parece. Buscando estrépitos, manillas, roperos abiertos y ropa caída. No pasa por estar en un adentro o un afuera, sino sólo de estarse, sin estacionarse, estar y andar, a un mismo tiempo. Tanteando deseos, detectándolos, fríos de invierno, pesados en días nublados. También de sol y calores y ventolinas. Todo eso, ni menos.

Has buscado Jorgelina Tomasín - El Corán y el Termotanque