Viendo: eva wendel

Octaedro, 2015 d.C.

En un barrio muy parecido a la vida que llevamos puesta, la realidad y la ficción se mezclan para armar una historia. El tiempo se escapa, pero se queda, mientras los espectadores se confunden entre las mesas y los personajes que van y vienen hacia un escenario que no es más que toda la ciudad de Rosario. Nuestra cronista y su compañera llenaron varias veces el vaso al ritmo de una obra que se lleva puesta cualquier noche y nos enviaron lo que sigue. 

#Tetazo Rosario

....yo soy mujer y me resisto a parir, sólo a parir, quiero amar la vida, no sólo la vida de unos hijos, soy mujer y doy vida con mi vida, soy mujer y decido, soy mujer y digo, soy mujer y no crío. Soy mujer aunque no tenga un hijo. Yo no soy un vientre, soy vida.

Sueño, que descalza, una mujer

La pesadilla tiene sombras y tiene luces. Es el cuarto, las paredes que hablan, recuerdan o insisten en repetir. Es un pasaje de lo vivido y grabado a lo vuelto a vivir, que quema, arde sobre la piel, el cuerpo, la mirada que recibe la luz o las sombras. De unas a otras, las sucesiones comprueban un rasgo que parece inevitable, un pesar sobre una vida, una pena que se replica, que es luz y sombras en una habitación.

Has buscado eva wendel - El Corán y el Termotanque