Losotro’

El Corán y el Termotanque es una experiencia indefinible, no tanto por la complejidad de su organización y la diversidad de sus manifestaciones, sino, más bien, por la natural incapacidad de sus integrantes para lograr eslabonar una serie de conceptos medianamente coherentes que permitan dar cuenta del espacio.

Con ustedes, nosotros:

Lucas Paulinovich, por Franco Belnudo

Lucas Paulinovich | En un par de años dejó seis carreras, cuatro cursos y algunos trabajos… estamos esperando que deje El Corán y el Termotanque 

Ilustrador: Franco Belnudo

Dicen aquellos que lo vieron abrir los ojos que una de las primeras cosas que tuvo fue una remera azul atravesada por una banda amarilla y una pregunta en los labios: ¿por qué así y no de otra manera?

Leer más


Juan Campos, por Ignacio Ledesma

Juan Campos | El que sabe, sabe y el que no, es Juan Campos 

Ilustrador: Ignacio Ledesma

Una tarde de verano del ‘91, en la calurosa ciudad de Venado Tuerto, salió de palomita del vientre de su madre.

«Negra, cortalo que me esperan a las 20 en la cancha del Gigena», dijo, en sala de parto, ya mostrando claras señales de liderazgo.

Años más tarde, dejando dos rivales en el camino, fue receptor del mensaje más claro que un habilidoso puede recibir. Leer más


Marilina Negri Por Agos de MiletoMarilina Negri | Dos años sin luz en el baño y otros tantos sin novio

Ilustradora: Agos de Mileto

Desde pequeña prometióse que quería ser la mejor correctora de toda Carnarvon (tenía el sueño, a las postres incumplidos, de irse a vivir al oeste australiano). Luego de corregir a su madre por un grosero dequeismo, recibió un certero sopapo de revés en la bocota, el cual le hizo reprimir sus ansias correctivas hasta bien entrada su tercera década de vida vivida. Leer más


Jeremías Walter, por Juan PazJeremías Walter Un perito clasificador de granos, casi comunicador social y editor de una revista, que vende pizzas para llegar a fin de mes

Ilustrador: Juan Paz

Nació en el otoño de 1989, así lo escribió a los cuatro años en su primera autobiografía titulada Yo, antes de constituir mi propio yo, texto que más tarde se encargó de desmentir con un delicado trabajo sobre su método de investigación en Epistemología de mí mismo. Leer más


Brenda Galinac | Promete y no entregaBrenda Galinac, por Leo Montes

Ilustrador: Leo Montes

Brenda se caracteriza por ser una chica somnolienta y en ese estado letárgico que acumula desde la infancia de conejos que hablan y gatos que fuman en pipa; no se sabe si tiende a ser irónica o ácida. La realidad la somete a grandes desafíos de eventualidades y horarios. Llega tarde a casi todas las fiestas y se pierde de cuando en cuando por la mitad de la noche.

Leer más


Fernando Galaski, por Sol Fernández

Fernando Galaski | Entrega sin prometer

Ilustradora: Sol Fernández

El joven no lo puede evitar. Ya sea esperando el bondi, sentado frente a la PC o haciendo la cola para el rapipago, Fernando se descubre jugando con sus ya inexistentes rastas. Las acaricia, las enrolla y desenrolla, las acomoda atrás de las orejas y hombros para estar más cómodo. No puede evitarlo. Tampoco puede dejar de intentar calzarse sus ojotas havaianas. Haga frío o calor, el mueve uno y otro pie bajo la mesa tratando de acomodar el calzado en sus pies. 

Leer más


Laura-Hintze-Felipe-Bernardo-Ramallo Laura Hintze | La nieta de Poseidón

Ilustrador: Felipe Bernardo Ramallo

Al mes de haber aprendido a leer la hora en un reloj de agujas, Laura jugaba con una amiga de la escuela que se había comprado la valijita de Juliana Periodista. De repente, supo lo que quería: se puso de pie, abandonó el juego porque le parecía una boludez, y se fue derecho a entrevistar a unos hombres y mujeres de una mesa sindical en el Cordón Industrial de Rosario.

Leer más


Ezequiel Gatto, por Sergio MolinaEzequiel Gatto El único doctor entre tantos enfermos

Ilustrador: Sergio Molina

Dice que es de Harlem: nos cuenta anécdotas, siempre recuerda un disco afroamericano y una foto para describir. Nos habla de sus primos y tías de allá; algunas cocinan rico. Igual todos sabemos que él es blanco y argentino y que sus ancestros también.

Elocuente, sagaz, musicalizador, apostador político y zetacuele. Se lo ha visto en Planeta X, antaño en algún antro rockero y ahora en los Pulqui que a veces lo llevan a los exámenes en Buenos Aires y lo traen de nuevo a la jungla rosarina. Leer más


Noelia Lorenzo Mis ojos están acá arriba, cheNoelia Lorenzo, por Francisco Toledo

Ilustrador: Francisco Toledo

Eva es oriunda del país de los espejos rotos, desvirtuados, fragmentados. Debido a ese origen único, tiene una peculiar fascinación por las cosas mundanas captadas a través de la lente de una cámara fotográfica, telescopio que le permite aproximarse a lo cotidiano y convertirlo en un acontecimiento derridariano. Es la protagonista de una novela autobiográfica, por lo tanto, fragmentaria. Se esconde detrás de la máscara de la otra, la mujer anónima.

Leer más


Regina Cellino, por Ulises Baine

Regina Cellino Mis ojos están acá arriba II

Ilustrador: Ulises Baine

A los cinco años, justo antes de empezar la primaria, pasó un verano definitivo: estuvo los tres meses de vacaciones planificando el resto de su vida. Ahí decidió que sus días iban a oscilar entre la Academia y la farándula, entre la Oh Lalá, Agamben, los programas de la tarde y Pasolini;

Leer más