Etiqueta: Clases

La Ricardo

Veníamos pateando tachos, pero todo tipo de tachos. A esa edad uno es tan anónimo y descarado como inimputable, por lo que decidimos mantener la clandestinidad todo lo que fuera posible. En cada vidrio que rompíamos negábamos nuestro apellido, y eso era lo que mejor nos salía: negar y romper.

Clases archivos - El Corán y el Termotanque