Etiqueta: Feminismo

Manifiesta (cuerpos en expansión)

Nuestra cronista terminó enredada en un texto que combina lo que sucedió antes y después - afuera y adentro - de la sala teatral. Miradas que se volvieron historias y movimientos que trazaron imágenes componen una crónica escrita con la piel. Una pregunta, que siempre se actualiza, revolotea sobre cada párrafo: ¿qué puede - y hasta cuánto aguanta - un cuerpo?

…de cuando la Matria tembló

Las mujeres van. Cantan, pueblan las calles, las veredas, los colectivos, las plazas. Llevan los gritos. Marcan la cancha y avanzan. Están a pesar de todo. Están por todas partes, para que el mundo las vea aunque intente cerrar los ojos. El planisferio no miente, la marcha se contagia en todos los continentes. A medida que avanzan se van transformando. La piel deja de ser el límite y las sensaciones se enredan. Consignas, banderas, colores. Todas ellas logran formar un solo cuerpo más grande que el Monumento. Por ellas, tiembla la Matria.

Como un ensayo de mundos posibles

Cómo habita el cuerpo la ciudad, de qué modo se entrelazan normas y convenciones sobre la piel, cuantas energías se movilizan con mujeres que se ponen en tetas, las muestras, asumen, se liberan y desprenden. Las sensibilidades urbanas se desplazan unas sobre otras, pasó algo. Cuerpos pintados, manchados, desnudos, ensuciados, monstruosos, caminan la peatonal. Las miradas se inquietan, dicen, afirman, se vuelven a someter a sí mismas. Los cuerpos intervienen, van en busca de los otros cuerpos. Algo pasó entre todxs.

Tetazo en Rosario

Nuestra compañera se mezcló en la multitud y con su anotador en mano fue recuperando las sensaciones de un acontecimiento increíble. Cientos de mujeres poblaron el Monumento a la Bandera y atacaron las estructuras culturales que las quieren calladas, tranquilas y sin demasiadas preguntas. Se sintieron compañeras y empoderadas. Las reacciones fueron diversas, pero saben que muchos de los ataques que reciben vienen del miedo: del miedo a la mujer sin miedo.

#Tetazo Rosario

....yo soy mujer y me resisto a parir, sólo a parir, quiero amar la vida, no sólo la vida de unos hijos, soy mujer y doy vida con mi vida, soy mujer y decido, soy mujer y digo, soy mujer y no crío. Soy mujer aunque no tenga un hijo. Yo no soy un vientre, soy vida.

Persona

Nuestra cronista se metió a las corridas en un espectáculo que venía esperando desde hace tiempo. No importaba quedarse sin asiento ni correr las últimas cuadras para llegar al teatro, quería estar y tomar nota, aunque fuera desde un rincón al fondo. Con una propuesta que resignifica desde el humor, ellas que son muchas –pero no quieren ser todas– se animan a jugar al filo entre la militancia y lo grotesco. Tacos, cremas, belleza, machismo, aborto: cómo problematizar una realidad agobiante desde las esquinas del absurdo.

#NiUnaMenos

Mi nombre es el mío el mío el mío y no puedo decirte quién carajo puso las cosas de este modo pero te puedo decir que de ahora en más mi resistencia mi simple diaria y nocturna auto-determinación muy bien te puede costar la vida.

Feminismo archivos - El Corán y el Termotanque