Etiqueta: música

Zapateá Lechuza | Arbolito

Cerquita del río, donde termina Rosario y arranca el viento, varios se juntaron a cantar contra todo esto que nos pasa y a celebrar los años cumplidos de dos bandas que prometen seguir juntando versos y música. La cerveza y los coros pintaron la noche, que estuvo tajeada por la misma pregunta que todos seguimos haciendo: ¿dónde está Santiago Maldonado?

Mamita Peyote

La banda que nos hizo bailar más de una vez volvió a subirse al escenario. Colores y ritmos para el que quiera moverse. Nuestra cronista caminó entre el público hasta conseguir su mejor lugar. Disparó algunas fotos, apuntó varias líneas, brindó para matar el frío y nos mandó lo que sigue.

Vivir en internet

Este jueves volvemos con nuestra RADIO EN VIVO. Será en la Cooperativa del Mercado Solidario, en Santiago 989. El tópico será «Vivir en Internet» y conversaremos con Patricio Irisarri y Federico...

Los Espíritus

El calor amaga a irse. Las noches de Rosario traen el olor otoñal que precede al frío. Nuestra cronista fue a despedir al verano a un recital en donde (casi) todos compartían la misma sensación: uno de los últimos sin fresco. Se mezcló en el público, terminó sus cervezas y hasta quiso negociar su texto, pero el pacto no funcionó y tuvo que sentarse a escribir.

Olimpo Jam

El siguiente texto data de la noche en que los demonios subieron hasta el Olimpo a bailar jazz. Nuestro cronista estaba contra la barra cuando en el centro de la pista el suelo se abrió y comenzaron a salir criaturas extrañas que se deslizaban por las paredes y el techo al ritmo de la música. Solamente querían bailar porque esa noche el infierno no era tan encantador.

Leo Genovese & The Nomades

Nuestro cronista subió hasta la cúpula de Lavarden en busca de un concierto de jazz. Reparó en los cruces de los músicos y en las sonrisas que flotaban entre los acordes. Tomó nota de los estilos y hasta se animó a detectar las influencias para desmenuzar lo que fue concierto variopinto, cerquita del cielo.

Exterior – Día

El ensayo ha sido arduo. Horas y horas. Días y días. Más todavía no estamos listos para estrenar. «Siga recitando y cúrese esa pierna». Me dijo el director antes de apagar la luna