Etiqueta: Olvido

Indefensión

Finalmente, no hay nada por saber. El cielo, las hojas, el viento y demás fenómenos naturales. Los ojos, los dientes, la imagen, ninguna de las apreciaciones circundantes. Teorías y poemas, palabras, en definitiva, que rebullen en la boca o en la frente o debajo de las uñas. Una misma singladura, por usar lo difícil, lo que cubre lo imposible.

Crepúsculo sobre veredas de octubre

Entonces puede suceder lo impensado. Nada altera la definición, es como si estuviera antes de volverse intuible. Se hace con el paso de los acontecimientos: un hecho imprevisible –o inesperado– inicia la sucesión. El desenlace no puede escapar a la misma tragedia en la que emerge.