Posts Tagged

Sexo

Poetizando

Soñar lo pensado e ir rehaciendo un sueño mientras se piensa que se está por soñar otra vez aquellas cosas que de tanto pensar son como un sueño de lo pensado. Dos cuerpos que están y son vapor en los espacios diurnos. En la noche se hacen tacto o materia bio-agradable. Pensar del otro, en el sueño; soñadurías del pensar. No siempre, a veces.

Leer texto completo
Crónicas

Dicen los que lo vieron, que nuestro cronista acompañó el recital sentado y tranquilo. Tenía una sonrisa en los labios y un trapo en la mano que no pudo desplegar. Fue, comentan, a ver un show parido hace casi una década y se encontró con algo nuevo. Ahora, el que empuña la guitarra – que supo ser lo que mira la Monalisa- camina por otras metáforas, porque si bien las noches de fisura están a la vuelta de la esquina prefiere cantarles de vez en cuando, como a un amor que se fue.

Leer texto completo
Desde el foco

ellos
se aburren
entonces viajan
cogen con otro
paisaje

Leer texto completo
Crónicas

Nuestro cronista miró la hora, apuró la cerveza y encaró para el teatro. Iba acompañado, porque las amistades nunca sobran cuando hay que enfrentar la ficción. Cuenta que los escenarios se confundían y que el alcohol no tuvo nada que ver con eso. Los espacios para para frenar la mirada fueron multiplicándose, tanto como los colores arriba de las tablas. Tres, que fueron miles, pasaron del amor al desencanto, con la velocidad de un viento que cambia de rumbo, en una obra de nombre difícil y emociones contradictorias.

Leer texto completo
Episodios anteriores

Temporada 2015 | Programa número 21 – Contenido: Presentación / Tópico: ‘El Cuerpo’ Invitados: Elenco de El Hijo de Agar / obra de teatro Columnista especial: La Tía P Conducción: Lucas Paulinovich y Ezequiel Gatto Producción: Laura Hintze y Juan Campos

Leer texto completo
Poetizando

En las imágenes está lo hostil y lo creador, la fuerza sintética que las lleva al contacto, a contagiarse unas a otras, a embeberse de las figuras, formas, tonalidades y texturas de la otras, y conformar nuevas, llenas de sudor, flujos y otros líquidos, que también se compactan y sugieren la solidez, la constancia y la credibilidad. Una y otra vez, el terror salta y sale de esos huecos donde se había escondido, o esperaba plácidamente el momento de ser convocado, como si fuera lo único que entiende algo de lo imprescindible.

Leer texto completo