Viendo: Noelia Navoni

Aire Puro (en el viento)

Dionisio Luna camina por el escenario que tanto conoce, contando la historia que lo tiene en harapos y mugriento. Habla de su familia, al tiempo que narra sus cruzadas contra el destino y la condición de vivir sin hogar. Nuestra compañera estrenó su lugar de cronista en una obra que celebró cien funciones, que empezó de la voz de su protagonista y terminó con un brindis a la salud del teatro independiente. 

La tercera parte del mar

El frío es algo que está por venir, como el agua. Nuestra cronista dice que cuando cierra los ojos el agua viene, que sueña con ella. Entró a la sala como un barco al mar y encontró a dos personajes que se cruzaron sin buscarse. Tomó nota de cada uno de los detalles que llamaron su atención, y escribió lo que sigue.

Persona

Nuestra cronista se metió a las corridas en un espectáculo que venía esperando desde hace tiempo. No importaba quedarse sin asiento ni correr las últimas cuadras para llegar al teatro, quería estar y tomar nota, aunque fuera desde un rincón al fondo. Con una propuesta que resignifica desde el humor, ellas que son muchas –pero no quieren ser todas– se animan a jugar al filo entre la militancia y lo grotesco. Tacos, cremas, belleza, machismo, aborto: cómo problematizar una realidad agobiante desde las esquinas del absurdo.

Amarás a tu padre por sobre todas las cosas

Mala década. El festejo, el morbo, la comida, los olores, el padre. Siempre se vuelve al padre, como una ley, como una trampa biológica. Siempre se vuelve al padre, aunque el padre sea pura ausencia. Nuestra compañera asistió a un fin de año en una casa de mujeres y nos trajo este comentario.

Laurita tiene muchas cosas que hacer

Casi sin proponérselo, nuestra cronista - que había ido a ver una obra de teatro - terminó viajando por la historia de un personaje que la llevó hasta su propia infancia. El recorrido nunca es lineal y en esos encuentros con los destinos no habitados, aparecieron los recuerdos de las luchas que sembraron las conquistas del presente. Nuevas preguntas se asoman y prometen un futuro de nuevos desafíos, que obligan a mirar hacia atrás para no perder la huella.

Cinco ficción física

«Nadie hasta ahora ha determinado lo que puede un cuerpo», aseveró Spinoza. Nuestros cronistas caminaron esa afirmación en una obra que pone en jaque hasta la elasticidad de la piel. Figuras humanas que desafían las leyes de la física con movimientos que no pertenecen al resto de los mortales. En el medio, hablaron de Saer y Cortázar porque la literatura (y la belleza) también se preguntan lo mismo: ¿qué puede un cuerpo?

Has buscado Noelia Navoni - El Corán y el Termotanque