Poesía | Femicidio - Por Envar Ferreyra | Foto: Agos Tina

El castigo cayó sobre la mujer; en la violencia se fundó la recóndita venganza que el hombre, febril, conjeturó para sus imposibilidades. Ese sesgo femenino, el seno original, fue el motivo de su odio. En ella descargó su furia y su insolencia; a ella, a su hermosura y su tesón, dedicó su mendacidad. A ella, también, van estas letras.

Por Envar FerreyraÁlbum: Los libros de la buena memoria

Cada treinta horas, te matan, mujer,
cada treinta horas, como si no fuera
hermoso tu abrazo.
Cada treinta horas
la mano del hombre te estrangula
o en tu vientre ingresa el puñal
o son los golpes que te dejan amoratada,
como si el rencor inexplicable
quisiera corromper tu belleza y tu oriunda ternura.
Cada treinta horas irrumpe
la sórdida sentencia del hombre necio
y castiga tu cuerpo
y pretende humillar, con ciego afán
tu inclaudicable figura y tu inmensa integridad;
te pretenden débil, mujer,
te anhelan servil y complaciente;
te sueñan esclava y bondadosa,
suave y sumisa y cumplidora,
le temen, los hombres,
a la rebeldía de tus dedos y tu garganta.
Cada treinta horas te asesinan,
y el dulzor de tus besos
y el almíbar de tu voz,
vuelve a nacer a cada instante,
y otra vez ante el desquicio, irredenta,
posas tus pies y lo ennobleces.
¡Mujer, alza el grito!
¡Suelta las ropas de la servidumbre
que la tradición y la herencia te sugieren!
¡Desnuda! Anda desnuda y valiente,
recia e ingobernable
como la fuerza generosa que te nutre.
¡Grita, mujer, salta, baila y rechaza!
Tu estruendo es la razón
de cualquiera de nuestras luchas.

2 Comments Join the Conversation →


  1. María Paula

    Me desgarra el alma leer, llorar y aplaudir estas palabras. Gracias!

    Reply
  2. Anónimo

    Pelearemos contra todos los que nos quieren callar. Amo a los compañeros que siguen caminando junto a nosotras y apuestas por una sociedad con amor y libertad lejos de las políticas y pensamientos restrictivos que imponen los hijos de puta de la moral y la sotana.

    Los quiero conmigo, siempre. Si luchan y no bajan los brazos… siempre

    Con amor! La Poli

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *