Desde el foco | Los libros de la buena memoria - la última vez que la vi fue entre lazos blancos y humaredas nos besamos y hablamos de una revolución…

hay ejércitos a mi puerta desplegados
pequeño gran ejército de soldados armados
preparados con su furia para la guerra
contra el enemigo hostil que es mi cuerpo joven durmiendo
por no querer envejecer temprano
y aceptar
mi cuerpo sufriente doliente
“hay dolores tan fuertes”
el dolor de estarme yendo mientras los escucho
del otro lado de la puerta
golpeando
entrando
llevándome…

***

la última vez que la vi
fue entre lazos blancos
y humaredas
nos besamos
y hablamos de una revolución…

***

nos hicimos hombres muy de golpe,
no esperábamos
encontrarnos acá sentados
uno al lado del otro
esperando que me agarres de la mano
sentir tu palma húmeda sobre la mía
y que me diga que estas vivo
todavía
que las balas en vos no impactaron
que el fusilamiento fue solo un simulacro
que los tiros volaron al aire
que nuestro miedo aún nos pertenece…

***

perdimos la capacidad de asombro
ese entusiasmo de niño
que en todo ve un juego
envejecimos
no nos conmovió ya
lo sórdido
ni la muerte…

***

las calles están llenas de muertos
que están como ausentes
de fantasmas crepitando en las mañanas
de caras buscándose mutuamente
y de historias despedazadas
mujeres con o sin pañuelos
todavía recolectando pedazos de esas historias
pequeños fragmentos que terminen
por darle forma al cuerpo desaparecido…

***

hay algo más atroz que esta melancolía
que nos dejaron
y es querer que todo haya sido una pesadilla…

Poema: Golondrinas  – Envar Ferreyra 
Fotografía: AV Fotografía

0 Comments Join the Conversation →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *