Desde el foco | Monócroma Ciudad VII - La intensidad de jugar en el peligro es la que sostiene los cables, aquella necesidad de enmendar es la auténtica savia del enigma y el cimiento de la conexión. Estamos perdidos

La intensidad de jugar en el peligro
es la que sostiene los cables,
aquella necesidad de enmendar
es la auténtica savia del enigma
y el cimiento de la conexión.

Estamos perdidos

Por Fernando Der Meguerditchian