Desde el foco | Moluche - Cerca del fin del mundo, donde el Febo estira la luz hasta las largas horas del día, se esconde un paisaje que, según algunos, se asemeja a la idea occidental del paraíso. El cielo se come las impresiones de la vista y arrasa con lo establecido, dibujando una postal que se incrusta en la médula y evita que el olvido arranque semejante recuerdo.

Cerca del fin del mundo, donde el Febo estira la luz hasta las largas horas del día, se esconde un paisaje que, según algunos, se asemeja a la idea occidental del paraíso. El cielo se come las impresiones de la vista y arrasa con lo establecido, dibujando una postal que se incrusta en la médula y evita que el olvido arranque semejante recuerdo. 

Por Anto Cassina