Desde el foco | Reflejos - Te buscas en los charcos de una ciudad llovida en el recuerdo. Te miras, y no crees ni en el reflejo de tu cuerpo seco, ni en la ausencia del rostro de aquel niño.

Te buscas en los charcos
de una ciudad llovida en el recuerdo.
Te miras, y no crees
ni en el reflejo de tu cuerpo seco,
ni en la ausencia del rostro de aquel niño.
Aguardas a que llueva
sobre estas mismas aguas estancadas
para que tu mirada
se superponga al rostro que fue tuyo;
para que tus anhelos
emerjan con la forma de otro tiempo,
y, así, saber mañana
qué quedará de aquello que has perdido.

Poema: El niño en el espejo, de Pelayo Fueyo (fragmento) | Fotografía: Bruno Borelli 

0 Comments Join the Conversation →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *