Poesía | Vengo ofrecer mi corazón - Por Adriano Peirone | Ilustración: Francisco Toledo

Por Adriano Peirone | Ilustración: Francisco Toledo

Lo épico
(y lo sagrado)
es andar sin descalzo
a metralla pura no descansar
en medio de la ciudad en horas desospitadas
en las que nadie quiere transitar
a todos nos mandar a dormir
quienes se enjaulan a regurgitar
pero nadie de nadies esculpe
nuestra propia efigie ceremonial:
solo vestiduras rasgadas, todo ok,
desensillar hasta que aclarezca.
lo demás, alguna que otra mención
de apremios ilegales
nada que no pueda soliviantarse
con un par de ramilletes de los nuestros
suicidios inducidos
formas florales de tener librerías boutique
en algún pasaje snob del microcentro
jugando a ser lumpen
y luego tener algún que otro carguito
en el gobierno de almas desangeladas
mientras las demás estallan sin reparos ni tiempos.

Por Francisco Toledo

0 Comments Join the Conversation →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *