Poesía | Caleidoscopio - Por Kiki Noya

¿Qué más entra en la noche? ¿Tantas manos? ¿Brazos? ¿Esperas? ¿Figuras o contornos o atributos con fuerza de dictamen? En las letras sobrevive algún resto de la noche que las ve crearse, pero irreparablemente nos las almacena, se les van, se sueltan, todo lo perdido que anda deambulando, quizás paseando, inadvertido, hasta que alguien nuevamente lo toma, y lo revierte, recupera algo de esa noche que hubo, y que aún así sigue andando.


la noche aloja órdenes
en córneas desveladas
por límites del glosario
al principio de la historia

frente al precipicio
el diccionarioFoto 2
te deja sola

existe un recuerdo
de olor a panadería
y esta ausencia de antología
en la esquina de la propia casa

un rollo perdido
esperando subastarse
para aparecer en documentales

un anhelo de los baches
de la calle
y el cielo
espejándonos en charcos.

 

0 Comments Join the Conversation →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *