Poesía | La nube de tres | Juegos | Métodos - Por Emilia Pedrazzoli | Ilustración: María Victoria Rodríguez

La poesía pregunta, no responde. Instala una queja, y después la deshilvana. Busca pasiones, encuentros, contactos. También inserta frustración, deseos fulminados, un orificio por el que caen hilos de gases, gotas, líquidos, hielos, tempestades. Quiénes se escuchan, quiénes se hablan, quiénes son términos de una frase o se acomodan y entran en una palabra. Formas y fórmulas, fantasías y famas. Del qué, a veces, ya ni nos acordamos. 


La nube de tres

¿Qué hay en mi decir?
Me desconozco al escucharme
¿Qué parte de mí es la que habla en voz alta?
La vergüenza parece de otro cuerpo.

Juegos

Este mundo juega a las escondidas
¿Están atentos, compañeros?
¿Aún siguen contando?
¿En qué árbol?
No vale.
Ese árbol también se esconde.

Métodos

Y puedo escribir un poema,
sobre cómo escribir un poema,
puedo preguntarme si puedo usar preguntas,
si el recuerdo me guía,
si las injusticias, como la luz tenue,
pueden colarse en los versos.

Por María Victoria Rodríguez