Cuentos | El gol de Messi a los ingleses - Nuestro amigo se lanza a la imaginación y recrea uno de los episodios más dramáticamente importante de la historia del fútbol argentino… aunque algunos dicen que nunca sucedió. Por Emanuel Rodríguez Como te lo puedo empezar a contar… fue una tarde de verano… no no… fue una calurosa tarde de verano,de esas de las que el […]

Nuestro amigo se lanza a la imaginación y recrea uno de los episodios más dramáticamente importante de la historia del fútbol argentino… aunque algunos dicen que nunca sucedió.

Por Emanuel Rodríguez

Como te lo puedo empezar a contar… fue una tarde de verano… no no… fue una calurosa tarde de verano,de esas de las que el calor no te deja dormir la siesta, así que me esteba enrollando las vendas para el partido que se venía al día siguiente contra el clásico de siempre, ese que no sabes porque, ni de donde le tenés tanta bronca, pero en fin, le queres ganar si o si… la cosa es que mientras me pasaba la venda por el dedo gordo y el que le sigue, que no sécómo se llama, y la pasaba por la rodilla para que no se me enrede, me llaman por teléfono… era el Cacho… que jugador Cachito, papito, viste esos tipos que decís siempre en los rebotes le cae la pelota a él… un crack que no llegó por que no tuvo suerte… pero bueno, te sigo contando… cuestión que cuando lo escucho, lo noto medio raro, como asustado o como desencontrado de sí mismo, y me dice:

-Flaco venite urgente para acá que te tengo que mostrar algo…”

La verdad que me dejo intrigado, porque no era de esos vagos que les gustaba hacer jodas y romper las bolas a la tarde, así que solté la venda a medio enrollar y me subí a la bici y me fui hasta la casa del Cacho, que me queda a una cuadra y media más o menos, viste como son los pueblos que somos todos vecinos… llego y lo veo mirando el piso… digo está loco este pibe, que le ataco ahora… para distender le digo que te paso puto, perdiste el anillo de casado y tu novia te va a cagar a pedos… me mira con los ojos abiertos como el 2 de oro, blanco, te lo imaginaras viste como es el Cacho, y me dice:

-Flaco, mira la sombra que apareció en mi patio…

-¿qué decís Cacho?¿ La sombra? Que queres boludo que me asuste y me vine rajando para acá…
-¿Mira la sombra flaco? Presta atención…

-(Fastidioso estaba que ni te cuento) -“Haber correte de ahí que me haces sombra vos y no puedo ver…”

La verdad que no entendía mucho en un principio, pero cuando la vi, me quede helado… yo sabía que en algún lado la había visto, pero no estaba seguro…esa sombra era parte mía,era parte de la historia, de algún recuerdo, o a lo mejor de un sueño…era un sol, de eso estaba seguro, recapacite y nos miramos como muy pocas veces nos miramos a los ojos y juntos como si nos estuviéramos copiándonos dijimos: “ la del azteca” … si, realmente era la sombra del estadio mexicano, la misma que el Diego gambeteo junto con todos los ingleses ese día que según dicen los que vieron el partido completo, porque yo vi los goles nada más en los resúmenes, una persona dejo de ser persona para convertirse en algo diferente, por hacernos esa marca de la última gran felicidad que tuvimos los argentinos, o que tuvieron los argentinos, porque yo todavía no había nacido, más bien mi viejo me la conto, y la tele se encarga de vez en cuando de hacerle acordar a mi memoria que una vez Maradona metió el gol más lindo de la historia, no sé si por la belleza en sí, o porque necesitábamos agarrarnos de alguna ilusión para seguir adelante, para no bajar los brazos, y no encontramos mejor opción que engancharnos de una zurda mágica para correr más rápido que la pelota, como nos gusta usualmente a los argentinos…

Vos dirás que boludo este pibe… capaz que la vecina tenía una palmera contra el tapial y le hacía una sombra parecida, o alguna enredadera que colgaba del tinglado o cualquier pelotudez que ande dando vueltas por el techo y que de sombra medio rara… pero te juro que no… mira que buscamos todas las maneras posibles y no, no había manera de que esa sombra se refleje en ese patio… ni una mísera nube andaba dando vuelta por ahí…

El Cacho me dice:

– Vení acá y mirá el sol…

-Aver cachito! Déjame ver…
Y como dos nenes que descubren un escondite juntos nos abrazamos y miramos el sol con los ojos achinados para que no venga el estornudo, y en ese mismo momento, nos encandilamos…no se bien cómo explicarlo, no séqué paso bien, es más, lo que si se es que de un segundo para el otro cambio el mundo.

Abro los ojos, y las plantas no se movían, un pajarito había quedado quieto en el aire, no se escuchaba ni un ladrido, (eso que en el pueblo si hay algo que no faltan son ladridos de los perros y más aun a la hora de la siesta)… parecía que alguien había apretado la pausa, y nosotros solos quedamos en play viste…lo primero que percato es que de la nada apareció un televisor en una mesita marrón justo en frente nuestro…
-¿qué pasa Cacho? , le digo.

– Que se yo boludo… no entiendo nada… (me respondió sorprendido)

La verdad que yo tampoco entendía nada y encima ya me había entrado a agarrar el cagazo… En la tele la señal de ajuste, clásica y en silencio y de repente comienza la transmisión, medio borrosa pero se distinguía bien, era una cancha de futbol, y un señor que empieza hablar como pintándome un cuadro con palabras lindas de lo que estaba ocurriendo en el partido…

-Creo que esa voz la conozco, digo casi convencido,es la misma del glorioso relato.

-No seas gil, me dice Cacho, no es Victor Hugo…

– Pero si te digo, no seas porfiado, siempre igual vos Cacho… pareces mi abuela… déjame escuchar…

En silencio, juntos en el medio de la sombra que nos trajo a esta historia se escucha…

-Ahí la tiene Messi, lo marcan dos, pisa la pelota Messi. Arranca por la derecha el genio del futbol mundial. Pude tocar para Agüero… siempre Messi genio, genio, genio, ta,ta,ta… gooooooooool… gooooooooooooooool… quiero llorar, Dios santo… viva el futbol, golazooo… mesigoooooooooooooooooool…Messi, es para llorar perdónenme, Messi en una recorrida memorable, en la jugada de todos los tiempos… barrilete cósmico… ¿de qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés?… Para que el país sea un puño apretado gritando por argentina, Argentina 2 Inglaterra 0…messigol…messigol… Lionel Messi… Gracias Dios por el futbol, por Messi, por estas lágrimas, por este Argentina 2 Inglaterra 0…

No hace falta decir más nada, volvimos de la realidad paralela y el mundo seguía igual, el pájaro siguió volando, lo perros ladrando y es raro lo que te voy a decir, pero la sombra no estaba más… nos miramos como que no entendíamos nada, es más creo que todavía no entiendo nada de lo que pasó… pero lo que si te puedo decir, es que nos abrazamos como casi nunca nos abrazamos, porque en el pueblo es muy de maricas esas cosas, y los dos llorábamos como nenas…

No estoy seguro,a lo mejor fue un sueño,quizá fue una visión, quizá no, no se la verdad… pero que felices que fuimos… tantas cosas puede generar un gol, aunque sea por unos segundos nada más… porque si te deja tu novia o si te pegan una piña tenes que hacer te el macho y no te dejan llorar ni abrazar a un amigo, pero con un gol… con un gol vale todo…

Juramos no contar nada porque íbamos a quedar como dos sanateros, pero era algo muy lindo como para dejarte afuera de la historia…Aparte vos también vas a ser parte de esta historia si todo se da como me parece… si queres ilusiónate, creé, o hace lo que se te cante… pero nunca dejes de abrazar un amigo… nunca dejes de festejar un goooooooooooooooooool…

Lo único que te digo, y ya me parezco a mi vieja cuando me dice que me ponga la campera porque voy a tener frio, pero es importante recalcártelo porque no quiero quedarme sin el merito de haberlo visto primero… “Después no digas que no te avise”…

Como siempre… abrazo de gol.

0 Comments Join the Conversation →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *