Etiqueta: Sobre tablas

Amarás a tu padre por sobre todas las cosas

Mala década. El festejo, el morbo, la comida, los olores, el padre. Siempre se vuelve al padre, como una ley, como una trampa biológica. Siempre se vuelve al padre, aunque el padre sea pura ausencia. Nuestra compañera asistió a un fin de año en una casa de mujeres y nos trajo este comentario.

Barra Libre, una obra con swing

El atractivo de la noche de principios del siglo pasado, con sus personajes sucios, sus revuelos, su sonoridad, llevó a nuestro compañero por el camino de regreso al colegio y a los amigos del secundario. Impregnado de aquella nostalgia, nos contó su experiencia, que estuvo llena de semillas y de raíces.

Puré de Tato. Invenciones desesperadas sobre un país de idiotas.

Al costado del ruido de la ciudad, cerquita del río, el teatro se abrió pasó entre los galpones que miran al Paraná. Nuestra cronista se mezcló en el público y en los textos de Pavlovsky que sacuden la realidad hasta desmenuzarla: porque no se puede jugar a medias, si se juega, se juega a fondo.

Laurita tiene muchas cosas que hacer

Casi sin proponérselo, nuestra cronista - que había ido a ver una obra de teatro - terminó viajando por la historia de un personaje que la llevó hasta su propia infancia. El recorrido nunca es lineal y en esos encuentros con los destinos no habitados, aparecieron los recuerdos de las luchas que sembraron las conquistas del presente. Nuevas preguntas se asoman y prometen un futuro de nuevos desafíos, que obligan a mirar hacia atrás para no perder la huella.

Eva y Maricel

Hacía tanto frío que hasta el diablo llevaba un poncho. Nuestro cronista apuró el paso, no sin antes mirar dos veces la dirección del lugar, porque desconfía de su memoria. Fue acompañado, según dice, y eso le sirvió para llegar a tiempo. Adentro, el calor marcaba el pulso, mientras dos mujeres entre cervezas y baile se mueven contando una historia que avanza en círculos. Hay gritos y también abrazos, en una obra que se arma como un collage en donde el público ubica las piezas.

Fin de la historia

En medio de editoriales que piden silencio y libertades condicionales que renuevan el terror, nuestra cronista se mezcló en una historia que tiene a un hombre con los ojos vendados transpirando miedo. La vigilia y la realidad se confunden: nadie sabe dónde termina la pesadilla o si recién ha comenzado. El tiempo se retuerce hasta quebrar un relato, que se reinventa para volver a quebrarse.

Una tragedia argentina

Atrapados en el resabio del costumbrismo argento, un grupo de actores - que somos todos nosotros - exploran los contornos de las miserias y los afectos que envuelven a la cotidianidad. Nuestro cronista confiesa carcajadas en un texto que describe a una obra que no se conforma con los circuitos del absurdo, sino que nace desde allí para resignificar los vínculos, en un tejido de amores, vicios y tabúes.

Naturaleza muerta

¿Dónde estabas cuando no estabas? se lee en los ojos de ella. Ella es todos, alguna vez. Nuestro cronista adivinó desamor y salió al cruce. Estuvo a punto de preguntarnos si era conveniente que él estuviese allí y salió diciendo que todos deberíamos estar. Afirma que, como polaroids cayendo sobre la mesa, la obra sacude capturas que van del encuentro a la soledad, del entusiasmo al escarmiento. Sin embargo, una pregunta sobrevive: ¿aún es tarde?

La canción del camino viejo

El primer mundo está ahí, del otro lado de la carretera. Sólo hay que cruzar la ruta para sentir la fragancia del progreso. De este lado, en cambio, sobrevive lo artesanal en una empresa familiar que pelea contra su propio destino para no desaparecer. Nuestro cronista viajó al neoliberalismo de un par de décadas atrás, se enfrentó a un pasado que se actualiza y escribió lo que sigue.

Sobre tablas archivos - El Corán y el Termotanque